1a. Regla de Oro

Esta semana quise abrir una cuenta de ahorro. Fui al Banco Industrial  donde tengo mi cuenta de depósitos y al solicitarla me indicaron que no se podía porque en el año 90 había girado un cheque sin fondos a la Fragua. Les indique que eso ya estaba finiquitado e ingresado al sistema con Infornet. Me indicaron que tenía que ir a la central con Servicio al Cliente del banco para solucionar el problema.

Me comuniqué con SC quienes me comunicaron con jurídico. De jurídico me dijeron que era con otro departamento. Al tratar de comunicarme y después de sonar varias veces, regresaba al call center. Esto pasó como 8 veces. En el 9º. Intento, le explique el problema a la señorita de SC a quien le pedí su nombre-Ana Bolaños- me dijo. Ana me indicó que averiguaría y que en no más de 45 minutos me llamaría para solucionar mi problema. Eran las 9:30 AM. A las 11:00 AM aun no me había llamado por lo que llamé de vuelta. Después de varios intentos una compañera de Ana me dijo que ella no me podía atender que estaba en otra llamada pero que al desocuparse me llamaría. Esta vez espere en la línea. Al atenderme y sin disculparse, me dio un número telefónico y la extensión. Cuando llamé y para mi sorpresa, estaba hablando con la misma persona de jurídico quien me dijo que allí no era y que me comunicaría. Agradecí y colgué. 1ª. Regla de oro: “Tome acción. Si no puede, avise inmediatamente”  Una llamada para indicarme que no sabía y que mejor fuera allí hubiera bastado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *